Vacuna contra la gripe disminuye el riesgo de desarrollar alzhéimer

 Vacuna contra la gripe disminuye el riesgo de desarrollar alzhéimer

La demencia afecta a nivel mundial a unos 50 millones de personas y cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos. Según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre un 5 % y un 8 % de la población general de 60 años o más sufre demencia en un determinado momento.

La forma más común de demencia es la enfermedad de Alzheimer, que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Los síntomas generalmente se desarrollan lentamente y empeoran con el tiempo, hasta que son tan graves que interfieren con las tareas cotidianas.

No hay ningún tratamiento que pueda curar la demencia o revertir su evolución progresiva. En este contexto, son llamativos los resultados de un nuevo estudio, que vinculan la puesta de la vacuna contra la gripe y un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

En concreto, las personas que recibieron al menos una vacuna contra la influenza tenían un 40 % menos de probabilidades que sus pares no vacunados de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en el transcurso de cuatro años, según la investigación de UTHealth Houston. Los resultados se han publicado en Journal of Alzheimer’s Disease.

Desarrollo de la enfermedad del Alzheimer
La investigación dirigida por el primer autor Avram S. Bukhbinder y el autor principal Paul. E. Schulz, de la Escuela de Medicina McGovern, comparó el riesgo de incidencia de la enfermedad de Alzheimer entre pacientes con y sin vacunación previa contra la influenza en una muestra grande de adultos estadounidenses de 65 años o más a nivel nacional.

“Descubrimos que la vacunación contra la gripe en adultos mayores reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer durante varios años. La fuerza de este efecto protector aumentó con la cantidad de años que una persona recibió una vacuna anual contra la gripe; en otras palabras, la tasa de desarrollo de Alzheimer fue más baja entre aquellos que recibieron la vacuna contra la gripe todos los años de manera constante», explica Bukhbinder.

El autor asegura que ahora habría que “evaluar si la vacunación contra la gripe también se asocia con la tasa de progresión de los síntomas en pacientes que ya tienen demencia de Alzheimer».

Fuerte efecto protector de la vacuna contra la gripe
El estudio analizó una muestra de 935.887 pacientes vacunados contra la gripe y 935.887 pacientes no vacunados. Durante las citas de seguimiento de cuatro años, se descubrió que alrededor del 5,1 % de los pacientes vacunados contra la gripe habían desarrollado la enfermedad de Alzheimer. Por su parte, el 8,5 % de los pacientes no vacunados habían desarrollado la enfermedad de Alzheimer durante el seguimiento.

Según Bukhbinder y Schulz, estos resultados subrayan el fuerte efecto protector de la vacuna contra la gripe contra la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, siguen, los mecanismos subyacentes detrás de este proceso requieren más estudio.

«Dado que hay evidencia de que varias vacunas pueden proteger contra la enfermedad de Alzheimer, pensamos que no es un efecto específico de la vacuna contra la gripe», sostiene Schulz.

Los investigadores sostienen que “el sistema inmunitario es complejo y algunas alteraciones, como la neumonía, pueden activarlo de manera que empeore la enfermedad de Alzheimer. “Pero otras cosas que activan el sistema inmunitario pueden hacerlo de una manera diferente, una que protege contra la enfermedad de Alzheimer. Claramente, tenemos más que aprender sobre cómo el sistema inmunitario empeora o mejora los resultados en esta enfermedad», concluyen.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });