Verstappen logra un récord absoluto de victorias en la temporada

 Verstappen logra un récord absoluto de victorias en la temporada
  • Max ganó su 14ª carrera en un mismo año, batiendo el registro histórico de Schumacher y Vettel (13) en una carrera en la que la clave estuvo en el acierto de Red Bull en su estrategia ante
  • Hamilton y Mercedes
    Hamilton fue 2º ante Pérez (3º) y Russell (4º), con Sainz en la 5ª posición y Alonso abandonando tras otra buena carrera por un fallo más de fiabilidad en su Alpine

Max Verstappen ganó el GP de México de F1 ante Lewis Hamilton y Checo Pérez volvió a hacer enloquecer a los miles de aficionados mexicanos que acudieron al Autódromo Hermanos Rodríguez con su segundo podio en su casa, aunque les supiera a poco porque querían el triunfo. Fue una de las pocas cosas que pudo gritar la afición mexicana, que acudió a ver el mayor espectáculo del mundo, y se encontró con una carrera demasiado marcada por la estrategia, de mucha gestión de gomas, con falta de batallas cuerpo a cuerpo por el premio más deseado.

Max hizo lo más difícil sin sufrir, defendiendo su primera posición en la curva 1 y ganó la batalla estratégica escogiendo mejor. Salió con el blando y acabó con una sola parada, colocando el medio. Hamilton apostó por salir con el medio y puso el duro para ir hacia el final. Ese neumático era más lento que el medio de Max y ahí se acabó la carrera. Es la 14ª victoria de Max, superando el récord de 13 triunfos en un mismo año de Michael Schumacher (2004) y Sebastian Vettel (14º). El neerlandés y Red Bull no tienen rival.

Red Bull acertó con la estrategia ante Mercedes
Verstappen y Hamilton se volvían a ver las caras en México, reeditando una rivalidad que ya es historia de la F1. Esta vez, lo hicieron sin el título en juego, ya en manos de Max. Pero con mucho honor por defender un año después de su vibrante y polémica batalla por el título. Mercedes salía con el medio y quiso acabar con el duro, pensando que la goma media de Verstappen desfallecería al final. En el momento de la parada de Lewis, quedaban 41 vueltas y estaba a 5 segundos de Max. Pero poco a poco, sus esperanzas de ganar se diluyeron. El guión de la película fue de suspense de inicio, todos a la espera de las estrategias, y luego, pendientes de si las gomas de Max aguantarían.

Pero acabó como empezó. No hubo giro de guión final, ni batalla entre los dos enemigos. Ni un cara a cara. La baja degradación de esta pista y el mejor ritmo del medio dictaron sentencia. No hubo gol al minuto 90 ni nada que le pusiera emoción a la pelea. Max ganó empujado por el acierto de su muro. A falta de 17 giros, Hamilton avisaba por radio de que la elección de goma dura era la equivocada. Y así fue. Esperó, esperó, pero los problemas en las gomas de Max no llegaron.

Lewis pasó de mirar a los ojos al triunfo, a tener que mirar por el retrovisor. Pérez estaba a menos de dos segundos con goma media. Pudo mantener esa segunda plaza, pero no le dio para más.

Hamilton logró la segunda plaza tras una salida movida, el único momento en el que hubo ‘picante’. El inglés superó a Russell con un buen interior en la curva 3 y eso perjudicó a un George que perdió posición con ‘Checo’.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });